¿U2, una banda odiada?

La banda irlandesa de rock U2 anunció su gira por Latinoamérica y en pocos días se han agotado las entradas en países donde se inició la venta. El nombre de la gira de conciertos es The Joshua Tree tour, cuyo nombre proviene de su quinto álbum lanzado hace 30 años y el cual no solo es un hito en la historia de la música de los años ochenta sino en la historia del rock.

Esta tendencia de “conmemorar” o hacer giras como homenaje a discos que han transcendido en el tiempo no es nuevo, ya lo hicieron bandas como Megadeth con su gira de aniversario del álbum Rust In Peace, o la gira The Dark Side Of the Moon Live de Roger Waters, entre otros. Según mi opinión este tipo de giras tratan de revivir trabajos musicales que son importantes para los fans y obviamente en aras de vender la totalidad de las entradas.

En el caso de U2, la gira que están realizando es obviamente comercial, pero también quiere resaltar aún más la importancia de un álbum que es sin duda el mejor de la discografía de la banda. Sin embargo, no necesitan hacer homenajes por dinero, ya que casi todas las giras han roto los records de ventas, es más la U2 360 vendió más de 700 millones de dólares, una cifra casi quimérica que cualquier estrella de la música desearía alcanzar.

Otra postura poseen algunos periodistas detractores de U2 que sin duda serán los primeros en estar en el concierto de la banda. Esto lo digo porque recientemente leí un artículo sobre el supuesto odio a U2 por ser comerciales, “simples musicalmente” y porque su líder Bono (Paul Hewson) es “pretencioso” lo que ha fomentado aborrecimientos y desavenencias.

Nada más alejado de la realidad, la música de U2 se ha caracterizado por ser creativa, cada pieza musical es distinta de la otra, cada acorde de The Edge tiene vida propia. Por ejemplo, fue catalogado como el número siete del top ten en el programa Guitar Heroes del canal británico Channel 4 por encima de Ritchie Blackmore y Carlos Santana. También tiene un destacado papel de teclista en canciones como October y New Year´s Day.

Respecto a Bono, desde su juventud ha tenido un marcado liderazgo en la banda (aspecto que llama la atención y para algunos puede ser pretencioso) y en aspectos de ayuda humanitaria. Ha colaborado con Amnistía Internacional de forma política y económica, y ha compuesto varias canciones con sentido protestatario; Mother of The Disappeared (sobre desaparecidos en países de centro América, Sunday Bloody Sunday (letra que narra el Domingo Sangriento evento donde murieron 14 personas en Irlanda del Norte), entre otras.

Greenpeace también ha recibido apoyo de U2 y en particular de Bono, mediante el dinero recibido por la canción Pride incluida en el álbum Rainbow Warriors, el cual se compiló con otros artistas de Rock. Este tipo de colaboración también las ha realizado U2 con organizaciones que luchan contra el VIH y el Apartheid.

En cuanto a lo musical, U2 es una de las pocas bandas en la que todos los integrantes participan en la composición, como ha pasado con otros grandes de la historia del rock. Es importante esta participación en la composición para generar cohesión entre sus miembros y no que esta función recaiga sobre una sola persona lo que puede  generar dependencia y celos profesionales.

La banda se renueva constantemente y ha tomado caminos distintos en su música pero sin perder la identidad que hace casi cuatro décadas construyeron en Dublín. Basta con comparar los álbumes Achtung Baby (1991), Zooropa (1993), Pop (1997) y All That You Can’t Leave Behind (2000) para darse cuenta que son muy distintos pero siempre con el sello de U2.

No estoy de acuerdo con los que dicen que es U2 es una banda aburrida y no que merece el reconocimiento que ha recibido a lo largo de 40 años.

Con seguridad afirmo que el concierto de U2 el próximo mes de Octubre en Bogotá será todo un éxito por mérito propio de la banda y no por manipulación de medios ni por sofismas que solo existen en la mente de sus detractores.

Deja un comentario